Pocas personalidades del espectáculo despertaron tanta simpatía y cariño en una época en que el cine comenzaba a vislumbrar el auge y la masividad que conseguiría años más tarde. Sin embargo, este par logra cautivar audiencias aún tantos años después de su despedida.

Stan Laurel y Oliver Hardy formaron una pareja cómica cuyo éxito trascendió su vida en la tierra. Ellos ya no están, sin embargo, su legado sigue completamente vigente y actual. Todavía las personas ríen con sus películas en blanco y negro de los años 20 y son muy merecidas las remembranzas y programas especiales que las distintas cadenas de televisión les dedican.

El Gordo y el Flaco protagonizaron películas como Locos del aire o La caja de música, cortometraje con el que ganaron un premio Oscar en el año 1932, entre una numerosa lista de trabajos que inician en el año 1929 con Apuestos soldados.

Las producciones que tienen al dúo como protagonista son completamente recomendables para quienes quieren revivir el humor de principios del S.XX o para quienes quieran conocer lo que fueron los albores de la gran industria del entretenimiento cinematográfico y las artes visuales.